Si no tú no te valoras, tus clientes tampoco lo harán. Tener autoestima es tan importante en las relaciones personales como en los negocios.

Una de las tareas más arduas a las que tiene que hacerle frente el emprendedor es poner precio a sus servicios. Algunos profesionales lo hacen teniendo en cuenta las mil y una objeciones que pasan por su cabeza: el poder adquisitivo de la gente, la situación económica del momento, los precios que tiene la competencia, etc. Sin embargo, otros, mucho más simples y metódicos, ponen precios atendiendo a sus servicios: qué ofrecen, qué aportan a los demás, qué resultados consiguen… Estos, en consecuencia, destacarán sus servicios, firmes y únicos, entre los demás. Los primeros, dependerán siempre de las circunstancias del entorno, proporcionando unos servicios variables y poco definidos.

Ponernos precio quiere decir también valorarnos, para lo que debemos poseer autoestima. Si no podemos creer en nosotros mismos, si no tenemos confianza en nuestros servicios, no vamos a poder aportar valor nunca. Y a fin de cuentas… de eso trata ser un profesional ¿no? Los profesionales de alto valor cobran precios elevados por sus servicios porque aportan un valor igual de grande. Son personas con autoestima. Y atraen clientes dispuestos a pagar por sus servicios, seducidos por su autoconfianza, cautivados por la seguridad de que les brindarán los resultados que esperan. Porque la gente con una sana autoestima atrae lo que necesita a su vida (ver ley de la atracción en el emprendimiento).

Hay muchos programas de formación que enseñan a los emprendedores a diseñar sus servicios, a promocionarlos, a venderlos. Y muchos emprendedores que intentan una y otra vez ponerlo en práctica pero fracasan en su empeño. Para tener éxito hay que trabajar primero en el profesional, después en los servicios del mismo, que pueden ser dispares según las vías de negocio. Hay que trabajar la mentalidad, para dejar de regalar nuestros servicios y sentirnos capaces de cobrar por ello lo que merecemos. Tarea imposible sin tenernos estima para poder respetarnos a nosotros mismos y no autosabotearnos. (En el vídeo te cuento cómo trabajar tu autoestima fácilmente